No saber y no responder

Pues sí. En plena era de las comunicaciones, la ciencia y el positivismo en este blog se vale hacerse todas las preguntas. Porque desconocer la respuesta no tiene porqué ser un motivo para no hacerse la pregunta. Y porque, aunque muchos no lo crean, Wikipedia no tiene todas las respuestas. Google tampoco.

Aquí quedarán consignados mis pensamientos sobre todo tipo de cosas, desde novelas, poemas y artículos de revista hasta programas de televisión, películas, alocuciones presidenciales o una escena que presencie en una sala de espera.

Los consigno con pleno conocimiento del narcicismo que implica esta actividad. Porque seamos sinceros, hay que ser más narcicista que Narciso para pensar que alguien le interesa leer lo que uno hace, ve o piensa. Y, sin embargo, hay uno que otro que me pregunta que porqué no abro un blog, así que algo interesante me habrán visto (aunque, a decir verdad, yo creo que lo que quieren es que me ocupe y escriba todo esto en vez de estar molestándolos con reflexiones que ¿para qué?). Lea usted, juzgue y saque su conclusión.